Un cepillo de dientes salva a una niña que padecía un tumor

La madre de la menor detectó un raro reflejo en el ojo provocado por las luces del cepillo. Fue entonces cuando los médicos le diagnosticaron un tumor en la retina.

Una niña a la que le habían diagnosticado un cáncer terminal se ha salvado gracias a su cepillo de dientes. La pequeña Katie Lolley utilizaba un cepillo de dientes con luces intermitentes y fueron precisamente estas luces las que provocaron que la madre de la niña viese unos extraños reflejos en la retina de la menor y la llevase al médico, según publica el diario británico The Sun.

La madre alertó a los doctores de lo que había visto en la retina de Katie y los médicos descubrieron un raro tumor que podría triplicarse en tan solo diez días. Los facultativos del centro de salud donde fue atendida aseguran que han podido salvar la vida de Katie porque el tumor fue detectado justo a tiempo para ser operada y tratada

“Si no hubiera sido por las luces del cepillo de dientes, nosotros probablemente no hubiéramos visto el tumor y no estaríamos a tiempo de poder salvar la vida de Katie”, cuenta Rebecca, la madre de la pequeña. “Compramos el cepillo porque a Katie le encantaba. Se recargaba y al presionar un botón, las luces se repetían durante 60 segundos que es el tiempo que necesitan los niños para cepillar sus dientes”, explica Rebecca.

Fue precisamente el extraño reflejo que provocaban las luces del cepillo de dientes en el ojo de Katie, lo que provocó que su madre acudiese al médico. Entonces, los médicos diagnosticaron el cáncer a la menor y sus padres quedaron devastados por la noticia. La niña ha perdido el ojo pero su madre explica que “aunque es horrible la pérdida del ojo, pero nos alivia saber que estamos a tiempo para curar su tumor”. CGS

Compartir entrada: